Pandemia, una palabra que solo se nombraba como un concepto que hacía parte de un temática normal de una clase, hoy nos tocó vivirla generando crisis en todos los ámbitos tanto a nivel regional como mundial, nunca se pensó que durante  el mes de abril del año 2020;  sería el inicio de un cambio al que nos enfrentó la vida, dándonos la oportunidad de asumir nuevos retos, llenos de muchas expectativas, pero con la confianza que todo saldrían bien, apoyados de la fe en Dios que nos mantiene vivos, dando una nueva mirada al planteamiento de la educación, exigiendo el manejo de nuevas herramientas  para seguir generando el gusto hacia el aprendizaje de diversas áreas, de una forma didáctica y amena que nos permitiera continuar enseñando su importancia y aplicabilidad a través de imágenes, videos,  plataformas virtuales, juegos online, foros y demás estrategias flexibles y diferenciadas que han enriquecido los encuentros, sin olvidar la importancia las pausas activas que los desconectan por momentos y permiten retomar su atención y contribuir con su salud corporal.

Es cierto que nadie estaba preparado para iniciar este proceso, que al  principio fue complejo y conllevó a convertir un espacio de nuestra casa y un computador el escenario ideal para el encuentro de cada sesión, las cuales estaban acompañas de aprendizajes con cientos de estrategias para no dejar afectar la parte psicosocial y física que en estos momentos se vio tan debilitada, por la falta de interacción con los demás, teniendo presente que desde que nacemos pertenecemos a una familia y al pasar las etapas de crecimiento y desarrollo esta relación intraespecífica se va fortaleciendo y de un momento dio un cambio radical, donde en forma especial nuestros estudiantes se ha generado ansiedad y depresión, si mencionar la gravedad en los casos de inclusión que les significó un pare a su proceso.

Nuestros estudiantes como no extrañarlos, a quienes son el sentido de nuestra profesión y que día a día aprendemos de ellos, con sus ocurrencias y diversos puntos de vista que hacen más enriquecedora las prácticas pedagógicas, la energía que genera llegar a un aula con el deseo de aprender y participar activamente, pero la virtualidad ha permitido conocer el potencial escondido de mucho que en la presencialidad por timidez no lo hacían, ganando autoconfianza y retroalimentando su personalidad, además se ha podido aprovechar todas las ventajas que da la tecnología, teniendo en cuenta que estamos en la era digital y en ocasiones la práctica docente no le sacaba el provecho necesario,  ya que se les facilita su uso y lo hacen con grado.  En este punto se puede nombrar que los padres de familia también han jugado un papel muy importante en el apoyo y dedicación para el cumplimiento de lo propuesto, siendo testigos de la nueva propuesta de enseñanza virtual.

Así se puede mencionar que esta situación ha permitido el verdadero trabajo en equipo donde todos hemos aportado los conocimientos y habilidades para seguir sacando adelante este proceso, comprendiendo la importancia que tiene una educación con amor acompañada de exigencia y valentía para enfrentar diversas situaciones inesperadas.

Definitivamente la educación evolucionó y no puede volver a atrás, sea que se continúe a distancia o se vuelva a la presencialidad, debe ir de la mano con todas las ventajas que brinda la tecnología, sin perder el horizonte, destacando la presencia de las inteligencias múltiples, basadas en las habilidades blandas, donde se busque desarrollar en los estudiantes las competencias suficientes que le permitan enfrentar la vida como seres eficientes a la sociedad.

_______________________________________

Por: Isbelia Carolina Morales Joya. Lic. En Biología y química.

Fuente: https://finef.com.co/tiempos-de-aprendizaje/

Email: academy@ingenierosdemarketing.com

Habla con Pili, Vicente y Pablo aquí: https://wa.me/573217333276

www.JulianCastiblanco.com

www.ingenierosdemarketing.com.co