Las relaciones entre la sociedad, la educación y un sistema en desarrollo se lleva en momentos en que la humanidad realiza una serie de decisiones para la construcción de un futuro colectivo, la educación en una posición personal puede propiciar un cambio en el presente y un futuro próximo.  Para los jóvenes y los adultos, la educación personal comienza con un interrogante y continua con una información de horizontes.

Introducción

En los últimos años el tema de la Educación y el Desarrollo ha sido muy debatido y no por ello agotado, dado el significado que para la ulterior evolución de nuestras sociedades tiene el proceso educativo, Delours (1996). De la educación depende en gran medida el progreso de la humanidad, hoy está más arraigada la convicción de que la educación constituye una de las armas más poderosas de que disponemos para forjar futuro. El principal peligro, en un mundo marcado por la interdependencia planetaria y la mundialización, es que se abra un abismo entre una minoría capaz de moverse en ese mundo nuevo.

Dos dimensiones esenciales direccionan este trabajo en un contexto prospectivo, la educación y el desarrollo, centrados en el primer caso en los factores Calidad y Pertinencia y en el segundo en el Bienestar Social.

La educación como posición personal

La formación tiene gran impacto en el crecimiento personal, que más adelante influye en las relaciones y el éxito en el ámbito laboral. Al enriquecer tu cerebro con información nueva y valiosa mejoras la capacidad de pensar, analizar y procesar. El autor indio, Chanakya: «La educación es tu mejor amiga. Una persona educada es respetada en todas partes. La educación vence a la belleza y la juventud”. Esto implica que tu autoimagen será más clara y más positiva cuanto más aprendas.

Influencia de la sociedad en la educación

Cuando la cultura concientiza al individuo, lo preserva, desarrolla y promueve; y a su vez, crea las bases para educar a las nuevas generaciones los miembros de la sociedad a través de la educación, son la base de la comunicación y la transmisión cultural que realiza esta labor, garantizan la estabilidad de la sociedad. Así, la sociedad se convierte en educadora porque persigue su autoconservación y subsistencia. La educación brinda las posibilidades de realización personal, social y profesional.

La educación formal

La escolarización no es la única forma aceptable de aprendizaje. Conocimientos y habilidades adicionales se deben adquirir a lo largo de toda tu vida. El aprendizaje permanente es un camino para los que tienen una actitud positiva hacia el progreso profesional y personal. Se diferencia de la educación formal porque es un acto voluntario. Las personas pueden decidir que aprender según su contexto, su origen, historia del lugar en el que viven, los temas relacionados con el trabajo o básicamente cualquier cosa que desafíe sus mentes y de lugar a expandir sus horizontes.

El aprendizaje como prioridad en la educación

El docente y el alumno –en las prácticas educativas- se manifiestan en la comunicación empleando argumentos sustentados en sus propias significaciones para lograr el entendimiento sobre algo en el mundo o en el aula, el aprendizaje permanente conlleva una serie de beneficios para el crecimiento personal y profesional continuo. Desde la perspectiva de la educación anteriormente definida, el aprendizaje es un proceso de creación e integración de experiencias en las estructuras personales. En una situación de aprendizaje, esto implica:

a) la movilización, por parte del sujeto, de todas sus potencialidades físicas y psíquicas para actuar sobre la realidad (problema o tarea).

b) la creación de experiencias a partir de las condiciones de enseñanza organizadas.

c) la integración de aquéllas en las estructuras de la personalidad

d) la reconstrucción o el potenciamiento de estas estructuras en la dirección de las necesidades y aspiraciones de realización.

En otras palabras, el aprendizaje es un proceso de construcción de la personalidad (recreación de nuevas estructuras personales) a través de la integración de nuevas experiencias (vivencias, significados, habilidades).

La educación como desarrollo personal

La vida es un aprendizaje continuo que comienza desde el mismo momento de nacer y con el paso del tiempo va dependiendo de nuestra voluntad y motivación mantener activo el proceso de formación, que, sin duda alguna, influye en nuestro crecimiento personal. Las personas que leen y procuran estar siempre al día mediante diversos métodos de educación formal están constantemente nutriendo a su cerebro de información e ideas nuevas, lo cual mejora su capacidad de análisis y procesa mucho mejor la información.

En las inmortales palabras de Henry Ford: «Cualquier persona que deja de aprender es viejo, ya sea a los veinte u ochenta. Cualquier persona que se mantiene aprendiendo es joven”. “La educación es un arma poderosa que puedes usar para cambiar el mundo.” Nelson Mandela.

 

Escrito por: Martha Cecilia seay Lemus. Docente

Fuente: https://finef.com.co/la-educacion-una-posicion-personal/

Email: academy@ingenierosdemarketing.com

Habla con Pili, Vicente y Pablo aquí: https://wa.me/573217333276

www.JulianCastiblanco.com

www.ingenierosdemarketing.com.co